Europa2020

Colegio Anglo Mexicano de Coatzacoalcos presenta su nueva ruta: Europa 2020. Un viaje cultural y de aprendizaje inspirado en 4 capitales europeas: Roma (Italia), Berna (Suiza), Viena (Austria) y Berlin (Alemania), que le llevarán a un maravilloso recorrido cultural por emblemáticas ciudades históricas de Europa. 

Fecha programada: 05-20 Abril 2020

Día 1

El Coliseo es una de las siete maravillas del mundo y el monumento más visitado de la ciudad. Entrar en este anfiteatro donde se celebraban peleas de gladiadores entre otros muchos actos de ocio para el pueblo, es retroceder 2000 años en el tiempo y revivir la época de máximo esplendor del Imperio Romano. Se puede visitar a partir de las 8:30 de la mañana, por lo que es recomendable llegar allí antes de esta hora para poder hacer alguna foto con poca gente y ser de los primeros en la cola.

El Foro Romano se encuentra mucho mejor conservado que el Palatino y podrás recorrer este museo al aire libre lleno de antiguos templos romanos dedicados a sus dioses, arcos del triunfo, basílicas y otros lugares que te trasladarán a la época en el que este lugar era el epicentro de la vida social, política y comercial de la ciudad. Después de visitar todos sus rincones, subiremos hasta la Plaza Campidoglio que cuenta con unas magnificas vistas del foro. En esta plaza se encuentran los Museos Capitolinos, llenos de esculturas y pinturas entre las que destaca la Venus Capitolina o la Loba Capitolina, la loba que amamantó a Rómulo y Remo, fundadores de Roma.

El teatro de Marcelo es un teatro edificado en la Antigua Roma, parcialmente conservado. Fue promovido por Julio César y acabado por Augusto entre los años 13 a. C.-11 a. C. Fue el primer teatro de la capital permanente y de piedra, pues hasta entonces habían sido provisionales y de madera, y fue dedicado a Marco Claudio Marcelo, sobrino de Augusto, en un acto de piedad, ya que este príncipe murió prematuramente en el 23 a. C., antes de que este edificio se levantase en el Campo de Marte. En el año 17 a. C., cuando las obras aún no habían sido terminadas, Augusto hizo celebrar en el teatro los famosos Juegos Seculares (ludi saecularis), cantados por Horacio.

El Mercado de Trajano es actualmente un gran complejo de ruinas situado en la ciudad de Roma, en la Vía del Foro Imperial (Via dei Fori Imperiali). Parte de los restos del mercado albergan un museo. Originalmente concebida como una gran área comercial de planta semicircular, se construyó en paralelo al Foro de Trajano a principios del siglo II, con el fin de consolidar el enorme desmonte efectuado en el Monte Quirinal para dar cabida a este último foro. Este mercado está considerado por muchos como el primer centro comercial cubierto del mundo.

El Circo Máximo, (en italiano Circo Massimo; en latín Circus Maximus, «el circo más grande») creado bajo el mando del quinto rey de Roma, Lucio Tarquinio Prisco, fue un edificio para carreras de carros de la Antigua Roma. Situado en Roma, capital de Italia, se erigió en el valle entre los montes Aventino y Palatino. Fue el mayor circo de la antigua civilización romana con sus 621 m de longitud y 118 m de anchura. Sus gradas podían acomodar a unos 300 000 espectadores, según estimaciones modernas, un aforo que jamás ha sido superado por ningún otro estadio deportivo en toda la Historia.

Día 2

El Panteón de Agripa o Panteón de Roma es un antiguo templo romano, en la actualidad una iglesia, situado en la ciudad de Roma, en el lugar de un anterior templo encargado por Marco Agripa durante el gobierno de Augusto. Fue terminado por orden del emperador Adriano y dedicado alrededor del año 126. Su fecha de construcción es incierta porque Adriano optó por no inscribir el nuevo templo, sino que conservó la inscripción del templo más antiguo que se había quemado. Casi dos mil años después de su construcción, la del Panteón sigue siendo la cúpula de hormigón sin armar más grande del mundo. 

El monumento nacional a Víctor Manuel II (en italiano: Monumento Nazionale a Vittorio Emanuele II), también conocido como Altare della Patria (Altar de la Patria), o simplemente Il Vittoriano, es un enorme monumento conmemorativo de la ciudad de Roma, Italia, realizado en honor del primer rey de la Italia unificada, Víctor Manuel II.

Una vez que crucemos el mercado de Campo de Fiori, lleno de productos frescos y considerado uno de los mejores mercados de Roma, llegaremos hasta uno de los lugares que visitar en Roma imprescindibles, la Piazza Navona, una de las plazas más bellas de la ciudad que destaca por sus tres fuentes barrocas, sobre todo la Fontana dei Quattro Fiumi, que representa los 4 ríos más famosos de aquella época: el Danubio, el Nilo, el Ganges y el Río de la Plata.

La Fontana di Trevi es para nosotros la fuente más bonita del mundo, aunque tenemos que tener en cuenta que siempre está a rebosar de gente, por lo que te recomendamos que si quieres verla con más tranquilidad, te acerques hasta aquí a primera hora de la mañana o a altas horas de la noche, los mejores momentos para disfrutar del lugar y como no, tirar una moneda para asegurarte la vuelta a Roma.

El Castillo de Sant’Angelo o Castel Sant’Angelo (también conocido como el Mausoleo de Adriano) es un monumento romano situado en la orilla derecha del río Tíber, en frente del pons Aelius (actual puente de Sant’Angelo), a poca distancia de la Ciudad del Vaticano. Iniciado por el emperador Adriano en el año 135 para ser su mausoleo personal y familiar, fue terminado por Antonino Pío en 139. El monumento, levantado con piedra de travertino, estaba engalanado en su cima por una cuadriga en bronce guiada por el emperador Adriano. El edificio cambió de uso muy pronto y se convirtió en un edificio militar. Se integró a la Muralla Aureliana en el año 403.

Día 3

La basílica papal de San Pedro (en latín, Basilica Sancti Petri; en italiano, Basilica Papale di San Pietro in Vaticano), conocida comúnmente como basílica de San Pedro, es un templo católico situado en la Ciudad del Vaticano. La basílica cuenta con el mayor espacio interior de una iglesia cristiana en el mundo,​ presenta 193 m de longitud, 44,5 m de altura, y abarca una superficie de 2,3 hectáreas. La altura que le confiere su cúpula hace que su figura domine el horizonte de Roma.

Los Museos Vaticanos son las galerías y el conjunto de estancias de valor artístico propiedad de la Iglesia y accesibles al público en la Ciudad del Vaticano. Este conjunto museístico se compone de diferentes edificios de museos temáticos, edificios pontificios, galerías, monumentos y jardines. A este conjunto de edificios también pertenece la Biblioteca Vaticana, una de las mejores del mundo.

Obras más representativas que conoceremos en museos vaticanos:

  • Laocoonte y sus hijos, copia romana en mármol del siglo I realizada por Agesandro,
  • Polidoro y Atenodoro de Rodas, de un original griego del siglo II a. C.
  • Apolo de Belvedere, copia romana del siglo II de un original griego del 330 a. C. aproximadamente.
  • Apoxiomeno, copia romana de un original griego del escultor Lisipo, del 320 a. C. aproximadamente.
  • Apolo Sauroktonos, copia de un original de Praxíteles del año 350 a. C. aproximadamente.
  • Torso de Belvedere, original del siglo I a. C. del escultor Apolonio.
  • Sarcófago de Helena de Constantinopla, del siglo IV.
  • Sarcófago de Constantina, hija de Constantino I el Grande.
  • Sarcófago de Sabinus.

El Trastevere (significa ‘tras el Río Tíber’) está flanqueado, al este, por la isla Tiberina y el corazón de Roma; y, al norte, por el Vaticano y su omnipresente cúpula. Un espectacular barrio medieval que ha logrado retener una esencia que no se respira en otros rincones de la ciudad.

Uno de los lugares más concurridos del Trastevere, por ser también de los más cercanos al río y a la Roma clásica, es la Piazza di Santa Maria in Trastevere. En la plaza, coronada por una de las sempiternas fuentes romanas (se dice que es la fuente monumental más antigua de Roma) y por varios restaurantes, se alza la Basílica de Santa María en Trastevere, construida en el siglo XII sobre una iglesia primitiva fundada en el siglo III por el papa Calixto I.

Desde la plaza se extienden algunas de las calles más animadas del barrio, como Via della Lungaretta, que a partir del mediodía se llenan de las mesas de osterias trattorias.

Isla tiberina

Día 4

La Catedral de Santa María del Fiore con una impresionante cúpula de Brunelleschi destaca por encima de la silueta de la ciudad. Merece la pena entrar tanto para ver las escenas pintadas del juicio final en el interior de la cúpula, como subir a la misma para disfrutar de las mejores vistas del centro de Florencia.

El Battistero di San Giovanni es el edificio más antiguo de la plaza y tiene unos mosaicos preciosos en el interior. Aunque lo que más impresiona es la Puerta del Paraíso de Ghiberti, en la que se representan escenas del Antiguo Testamento en 10 paneles de bronce.

El Campanile de Giotto es el campanario de la catedral y tiene una altura de casi 85 metros. Es otro de los mejores miradores de Florencia y con una decoración que lo convierten en uno de los campaniles más bonitos de Italia.

Sobre el río Arno se alza uno de los puentes medievales más bonitos del mundo, el Ponte Vecchio. Sus casas colgantes en los laterales, que se han convertido en joyerías y otras tiendas de lujo, hoy en día, forman parte de su gran atractivo.
Este fue de los pocos puentes que no se destruyeron durante la Segunda Guerra Mundial y por el que cruza el famoso corredor vasariano, un pasadizo que utilizaban los Médicis para ir del Palacio Vecchio al Palacio Pitti, sin tener que salir a la calle.

La Piazza della Signoria, junto a la del Duomo, es la plaza más famosa de Florencia y uno de los principales lugares que visitar en Florencia. Sus edificios, monumentos y esculturas la convierten en un verdadero museo al aire libre. Sus lugares más destacadas son el Palazzo Vecchio con su impresionante Sala del Cinquecento, la Logia dei Langi en la que destaca el Perseo con la cabeza de Medusa, las esculturas de mármol de Hércules y Caco y sobre todo la del David de Miguel Ángel, la original se encuentra en la Galería de la Academia, y la impresionante Fuente de Neptuno.

Llamado en origen Palazzo dei Priori o Palagio Novo, se cambió el nombre por el de «Palacio de la Señoría», el organismo principal de la República florentina, en el siglo XV. Después se conoció como «Palacio Ducal», al establecer allí su residencia Cosme I de Médici en 1540. Después, en 1565, empezaría a llamarse Palazzo Vecchio al haberse mudado Cosme al Palacio Pitti.

Día 5

Con una gran colección de escultura, pintura e instrumentos musicales, la Galería de la Academia destaca por albergar en su interior una de las esculturas más famosas de todos los tiempos: el David de Miguel Ángel.

La Galería de la Academia (Galleria dell´Accademia) es el segundo museo más visitado de Florencia por detrás de la Galería Uffizi. La exposición fue abierta en 1784 para ofrecer a los alumnos de bellas artes material de estudio.

Si por algo es famosa la Academia es por tener en su interior la obra maestra de Miguel Ángel: el David, una escultura de mármol blanco de 5,17 metros de altura que representa a David antes de enfrentarse con Goliat. La escultura fue realizada entre 1501 y 1504 en los talleres de la Opera del Duomo. Al finalizar fue trasladada a las puertas del Ponte Vecchio en la Piazza della Signoria.

 

 

Rumbo a la estación de tren encontramos una de las iglesias más importantes y bonitas que ver en Florencia, la Iglesia de Santa María Novella. Con una preciosa fachada de mármol blanco y verde, es la sede de los dominicos de la ciudad. En su interior en forma de cruz latina puedes encontrar grandes obras de arte como el fresco de La Trinidad La Trinidad, el Crucifijo de Brunelleschi en la capilla Gondi y la Natividad de María en los frescos de la capilla Tornabuoni.

Los mercados de Florencia son de los más bonitos en Italia, conoceremos los de Plaza San Lorenzo, el Mercato Centrale y el Mercato Nuovo (Porcellino) en Via Porta Rossa donde además conoceremos la estatua dedicada al jabalí histórico del siglo XVI.

Según la tradición popular, los visitantes deben introducir una moneda en la boca del jabalí para que les traiga suerte y para asegurar su vuelta a Florencia. El procedimiento completo para obtener un buen augurio consiste en meter la moneda tras haber frotado el hocico del animal. Si esta cae y supera la reja de la pila hasta la zona donde salpica el agua, traerá fortuna; de lo contrario, no se conseguirá el efecto deseado.

El Piazzale Michelangelo, situado en Florencia, Italia es el punto de observación más famoso del panorama de la ciudad, reproducido en innumerables postales y de visita obligada para los turistas. Fue construido en 1869 según el diseño del arquitecto Giuseppe Poggi en una colina justo al sur del centro histórico, como finalización de las obras de remodelación de la orilla izquierda del Arno.

Día 6

La catedral de Milán es una catedral gótica emplazada en la ciudad homónima. Es la sede episcopal de la Arquidiócesis de Milán. Es una de las iglesias de culto católico más grandes del mundo (tiene 157 metros de largo y puede albergar 40.000 personas en su interior) y las ventanas del coro tienen la reputación de ser las mayores que se conocen.

La construcción fue iniciada en 1386 y terminada en 1965.

En 1762 se levantó la aguja Madonnina, de una altura de 108,5 m, que ahora es uno de los rasgos principales de la catedral. Fue diseñada por Francesco Croce y luce en la cima una famosa estatua de oro que representa a la Virgen María.

 

Recorreremos la Galería de Víctor Manuel II (o Galleria Vittorio Emanuele II, en italiano), un edificio formado por dos arcadas perpendiculares con bóveda de vidrio que se cruzan formando un octágono; es un espacio singular situado en el lado norte de la Piazza del Duomo en Milán, que conecta con la Piazza della Scala. Su nombre proviene de Vittorio Emanuele II, primer rey de la Italia unificada; la galería fue diseñada originalmente en 1861 y construida por Giuseppe Mengoni entre 1865 y 1877.

Conoceremos también desde el exterior el Teatro alla Scala (también conocido como La Scala) de Milán, Italia, uno de los teatros de ópera más famosos del mundo. Tiene capacidad para 2030 personas y su temporada de teatro suele iniciarse el 7 de diciembre, día de San Ambrosio, santo patrón de Milán. Todas las funciones deben terminar antes de la medianoche; las óperas más largas deben comenzar más temprano.

El resto de la tarde la dedicaremos a conocer las principales zonas comerciales de Milán, empezando por el «Cuadrilátero de la Moda», donde están las boutiques más prestigiosas de la ciudad. Las calles más importantes son la Via Montenapoleone y la Via della Spiga, en donde se encuentran las casas de diseño más importantes del mundo, sobretodo las marcas italianas.

via-spigha-milano

Día 7

El Castillo Sforzesco (en italiano: Castello Sforzesco) es un castillo que se encuentra en el casco antiguo de Milán, Italia, y que actualmente alberga un museo de arte. La construcción original en el lugar comenzó en el siglo XV. En 1450, Francisco Sforza comenzó a reconstruirlo, y fue modificado por generaciones posteriores.

La construcción original fue una iniciativa, en 1358,1​ de la familia Visconti, según los deseos de Galeazzo II.

En 1494 Ludovico Sforza se convirtió en Lord de Milán y llamó a numerosos artistas para decorar el castillo. Leonardo da Vinci pintó frescos en varias habitaciones, en colaboración con Bernardino Zenale y Bernardino Butinone. Donato Bramante hizo lo propio en la Sala del Tesoro.

 

1391485155

El Parque Sempione (en italiano, Parco Sempione) es un espacio verde urbano de 386.000 m² que se halla en el casco antiguo de la ciudad.

El parque fue construido en el 1890 sobre una antigua plaza que usaban como formación militar (piazza d’armi en italiano). El jardín tomó ese nombre en el 1906, al inaugurarse el Túnel del Sempione. Desde el parque sale la carretera que conduce hasta Suiza.

La Pinacoteca de Brera es una colección de arte situada en Milán, norte de Italia. Contiene una de las más destacadas colecciones de pintura italiana, una consecuencia del programa cultural de la Academia de Bellas Artes de Brera («Accademia di Belle Arti di Brera» o Accademia di Brera), que comparte su sitio en el Palazzo Brera.

Las columnas de San Lorenzo son unas de las pocas ruinas romanas que quedan en la ciudad de Milán. Son un pequeño recuerdo de lo que fue Milán cuando era la capital Romana.

Las columnas de San Lorenzo, son 16 columnas de mármol del siglo II d.c. que fueron llevadas hasta allí en el siglo IV d.c. para la construcción de la iglesia de San Lorenzo. En un principio estaban conectadas con la iglesia a través de un complejo de casas; casas que en el 1935 fueron demolidas con la idea de dejar un espacio abierto entre la entrada de la iglesia y las columnas. Después de la segunda guerra mundial, como resultado de los bombardeos, otro grupo de casas fueron eliminadas detrás de la iglesia (había quedado inutilizables), generando un pequeño parque que hoy se conoce con el nombre de Parque de las Basílicas.

Más que un cementerio parece un museo al aire libre. Está repleto de tumbas edificadas desde el siglo XIX hasta la actualidad con un alto valor artístico. Sus orígenes se remontan al año 1863, cuando salió a concurso la construcción de un cementerio en el centro de la ciudad con el objetivo de unificar los pequeños e insalubres que estaban repartidos por Milán. El proyecto lo ganó el arquitecto Carlo Maciachini y para 1866 los milaneses ya tenían 250.000 metros cuadrados de camposanto.

Día 8

Zúrich ha sido elegida en más de una ocasión como la ciudad con mayor calidad de vida del mundo. Famosa por su perfil financiero, Zúrich, es una ciudad multicultural, vanguardista y repleta de historia a la que le sobran los motivos para dedicarle unos días de turismo y ocio.

De entre todos los barrios que conforman esta interesante ciudad llena de vida, nos iniciaremos nuestro recorrido con el Altstadt. O, lo que es lo mismo, el Casco Histórico. Es precisamente en él donde se concentran la mayor parte de atractivos de la ciudad.  Se trata de una zona que no ha sido destruida jamás: ningún conflicto bélico afectó a sus calles, plazas y edificios. Es decir, su estructura se mantiene tal cual lo fue en su origen.

 

Continuamos nuestra ruta hasta llegar a Lindenhof. Describir este pequeño parque del casco histórico como un remanso de paz en medio de la tranquila Zúrich. Y es que Lindenhof, situado sobre una colina que ofrece unas de las mejores vistas tanto del río Limmat como de la orilla opuesta.

 

La catedral de Zúrich, llamada Grossmünster data del siglo XII y ofrece un espectaculo. Hasta ella nos vamos con un propósito muy claro: subir a una de sus torres para disfrutar de los cuatro miradores con los que cuenta en las alturas.

La catedral, de estilo románico, fue levantada junto al río Limmat y jugó un papel muy importante durante la Reforma Protestante. El edificio que hoy se puede visitar fue construido durante los siglos XII y XIII. Según se cuenta, el templo fue fundado por Carlomagno en el mismo lugar donde se arrodilló ante la tumba de San Félix y Santa Régula, patrones de la ciudad suiza.

El lago de Zúrich (en alemán, Zürichsee) es un lago de Suiza, que se extiende al sudeste de la ciudad de Zúrich. Los zuriqueses lo suelen denominar en alemán suizo Zürisee. El lago de Zúrich es conocido por ser el lago más limpio de Suiza.

La superficie del lago es aproximadamente de 90 km², su extensión máxima de 40 km, su anchura máxima unos 2 km y su mayor profundidad de 136 m.

 

Algunos de los destinos populares en el Lago de Zurich son las islas soleadas Ufenau y Lützelau cerca de Rapperswil, el puente de madera para peatones que atraviesa el lago entre Rapperswil y Hurden, la iglesia barroca de Lachen, la conocida fábrica de chocolate Lindt & Sprüngli en Kilchberg y, por supuesto, la agitada metrópoli Zurich con sus numerosos monumentos, la conocida calle de compras «Bahnhofsstrasse» y una abundante oferta cultural.

Una vez que crucemos el río por el puente Quaibrücke llegaremos al otro lado de la ciudad. Visitaremos la Opernhaus o Casa de la Ópera. La Ópera de Zürich es una de las más prestigiosas e importantes de toda Europa. 

Conoceremos el café Odeón famoso, porque iba Einstein. En 1911, abrió sus puertas por primera vez. Había una pastelería en el sótano y una sala de billar en el primer piso. 

Día 9

Llegando a Berna nos acercamos al mirador que hay en el jardín de Rosengarten, en español sería el Jardín de Rosas. Anteriormente este parque lleno de rosas era un cementerio, pero hoy en Rosengarten podremos disfrutar de una amplia variedad de rosas de distintos colores y familias, se dice que puedes encontrar más de 220 variedades de estas preciosas flores.

Además, innumerables árboles altos, verdes y frondosos dando sombra en un maravilloso césped para disfrutar de un cálido día suizo.

En el mismo lugar podemos ver un pequeño estanque de agua con vistas espectaculares de Berna.

Posterior al jardín pasearemos en el casco histórico. Está considerado Patrimonio de la Humanidad. La ciudad se fundó en 1191 y aún conserva la arquitectura medieval. Eso sí, cambiaron la madera por la arenisca después que un incendio arrasara la ciudad en 1405. Sus edificios de dos plantas, tejados rojizos y pórticos a la entrada son preciosos. Justamente bajo esos pórticos se organizaba el mercado en época medieval.

La principal calle comercial, Kramgasse, tiene una estructura muy particular. Además de haber tiendas bajo las arcadas, también hay negocios en el sótano a los que se accede por unas puertas de madera. Antiguamente fueron los almacenes o despensas de los negocios.

La Torre de la Prisión fue la segunda puerta de entrada a la ciudad. Se terminó el mismo año que la torre del reloj, pero no fue hasta después del incendio de 1405 que se empezó a usar como prisión. En 1644 se reconstruyó la torre con el aspecto actual y siguió acogiendo presos hasta 1897. Durante un tiempo sirvió como archivo de la ciudad y actualmente es un espacio de debate político donde también se celebran algunas exposiciones.

La catedral de Berna es la iglesia con la torre más alta de todo el país. Eso significa que hay que subir más de 300 escalones hasta alcanzar su cima, a 100 metros de altura. Desde arriba hay unas vistas maravillosas de Berna y los Alpes Berneses.

La iglesia se empezó a construir en 1421, pero no se terminó hasta 1893.  Es de estilo gótico, aunque cientos de personas a lo largo de los siglos se vieron implicadas en su construcción. Durante la Reforma Protestante, se arrancaron todos los iconos religiosos que decoraban sus paredes. Solo se mantuvo una impresionante representación esculpida del Juicio Final sobre la puerta principal de la iglesia.

¿Sabías que Albert Einstein vivió en Berna durante siete años? El célebre científico llegó a Suiza en 1896, cuando empezó a estudiar en la Escuela Politécnica de Zúrich. Unos años más tarde, en 1902, se trasladó a Berna para empezar a trabajar como funcionario en la Oficina de Patentes. Tuvo varias residencias en la ciudad y aquí visitaremos una de ellas, en pleno centro. Allí vivió con su esposa Mileva y nació su hijo Hans Albert.

¿Sabes a qué se debe el nombre de Berna? Cuando el fundador de la ciudad, el duque Bertoldo V de Zähringen, decidió que había que elegir un nombre lo tomó como una broma. Decidió que saldría a cazar y que la ciudad llevaría el nombre del primer animal que matara. Obviamente, fue un oso (Bär) en alemán. Desde entonces, los osos han sido el símbolo de Berna. No solo aparecen en su bandera, sino que también están presentes en la ciudad. A la orilla del río Aar hay un gran espacio donde vive una familia de tres osos. Y visitaremos a Finn, Björk y su hija Ursina .

No hace falta marcharse del centro de Berna para trasladarse a la selva. El jardín botánico de la ciudad tiene más de 6.000 especies vegetales en una superficie de dos hectáreas. Hay una zona de palmeras y plantas tropicales o también una selección de las flores más amenazadas de los Alpes suizos. 

 

Día 10

El Palacio de Schönbrunn fue la residencia de verano de la famosa Sissí Emperatriz y es uno de los lugares más increíbles que ver en Austria. Es uno de los palacios más bonitos del mundo, sobre todo por sus enormes y cuidados jardines, en los que destacan las vistas desde la glorieta y un bonito jardín laberinto.

La Biblioteca Nacional Austriaca es una de las bibliotecas más bonitas que hemos visto en el mundo y una de las mejores cosas que ver en Viena. Esta biblioteca de estilo barroco del siglo XVIII situada junto al Palacio Hofburg contiene más de 8 millones de documentos, entre libros antiguos, mapas y papiros de la Casa de Habsburgo. Destaca su gran Sala Imperial, rodeada de altas estanterías de madera llenas de libros y también sus estatuas, frescos y globos terráqueos antiguos. Sin duda es uno de los lugares que visitar en Viena y uno de nuestros favoritos.

 

El Palacio Belvedere es otro de los grandes palacios imperiales de Viena. Este palacio de estilo barroco está compuesto por dos edificios, el Alto Belvedere y el Bajo Belvedere. Fue el palacio de verano del Príncipe Eugenio de Saboya y destaca por sus bonitos jardines de tres niveles con grandes fuentes. Merece la pena visitar además de los jardines el Alto o Superior Belvedere convertido en museo que alberga obras maestras como «El Beso» de Gustav Klimt.

 

El Stadtpark es el parque más famoso y otro de los mejores lugares que visitar en Viena. Uno de los lugares más bonitos del parque es donde se encuentra el monumento dorado a Johan-Strauss, un rincón que te recomendamos no perderte.
El parque fue abierto en 1862 en el centro de Viena, lo que le convirtió en un lugar perfecto para desconectar de la ciudad rodeado de naturaleza y esculturas de artistas famosos.

La Catedral de San Esteban es el edifico religioso más importante de Viena y también el lugar donde se celebró la boda y el funeral del genio Mozart. La iglesia situada en la céntrica Plaza de San Esteban se edificó sobre las ruinas de dos iglesias y destaca por su alta torre en forma de aguja desde la que se puede ver su característico tejado de azulejos y unas fantásticas vistas del centro de Viena.
En el interior de la catedral no puedes perderte la imagen del Cristo crucificado, las Catacumbas, la Campana Pummerin y el Púlpito de Pilgram. Además, dentro de la catedral descansan los restos de gran parte de la Casa de Hasburgo.

El teatro de la Ópera de Viena es uno de los templos más emblemáticos de ópera a nivel mundial. En la ópera representa sus funciones la Ópera Estatal de Viena, una de las compañías con más prestigio. El interior del edificio de estilo renacentista se puede recorrer con una visita guiada en español en la que te llevarán por muchas de sus salas. 

El Río Danubio, que da nombre al magnífico vals de Johann Strauss El bello Danubio Azul, es el segundo río más largo de Europa detrás del Volga, pero el más largo de todos lo que se encuentran en la Unión Europea. Asimismo, constituye una vía fluvial internacional.

El Palacio Hofburg, el más grande y antiguo de Viena, es otro de los palacios más importantes que ver en Viena. El complejo es enorme e incluye además de las habitaciones imperiales, el Museo de Sisi, una iglesia, la Biblioteca Nacional Austriaca o la Escuela de Invierno de Equitación, entre otros. El palacio fue la residencia oficial de los Habsburgo durante mucho tiempo y ahora lo es del presidente de Austria.

Día 11

Nuestro primer punto de la capital Alemana será la sede del Reichstag (Parlamento de Berlin). Fue construido en tiempos del II Imperio alemán y después sirvió de lo mismo para el parlamento de la República de Weimar. Desde 1999 es el lugar de reunión del parlamento alemán, llamado Budestag.

Pero el edificio destaca sobre todo por su arquitectura, de estilo neo-renacentista. Fue diseñado por Paul Wallot, y se terminó muy a finales del siglo XIX. Sufrió un incendio en 1933, y durante la Segunda Guerra Mundial fue escenario de la Batalla de Berlín, donde se deterioró muchísimo. Varias décadas después se instó a restaurarlo, y ahora mismo está presente su reforma de los años 90 por parte del arquitecto archiconocido, Norman Foster.

La Puerta de Brandeburgo, antigua puerta de entrada a Berlín, se ha convertido en uno de los principales iconos de la capital alemana y es símbolo del triunfo de la paz sobre las armas.

La Puerta de Brandeburgo es una de las antiguas puertas de entrada a Berlín además de uno de los símbolos más importantes de la ciudad. En español el nombre más correcto es Puerta de Brandeburgo. Inaugurada en 1791 junto a la Pariser Platz, se trata de una enorme construcción de 26 metros de alto que, con su estilo neoclásico, recuerda a las construcciones de la Acrópolis de Atenas.

En 1795, el monumento fue coronado con una cuadriga de cobre que representa a la Diosa de la Victoria en un carro tirado por cuatro caballos en dirección a la ciudad. La estatua que se puede ver hoy en día, es una copia hecha en Berlín oeste en 1969, ya que la original quedó destruida durante la Segunda Guerra Mundial.

La Torre de televisión de Berlín (en alemán, Berliner Fernsehturm) es una torre de radiodifusión ubicada en el centro de Berlín, capital de Alemania. Es un punto de referencia muy conocido, cercano a la Alexanderplatz. La torre fue construida en 1969 por la extinta República Democrática Alemana y su imagen fue usada desde entonces por el gobierno de la RDA como un símbolo de Berlín Oriental.

Un lugar imperdible en nuestra ruta por Berlin, que se levantó para recordar a los millones de personas que fueron víctimas del Holocausto. Se sitúa muy cerca de la Puerta de Brandeburgo y del Parlamento Alemán.

El Holocaust-Mahnmal, como se llama en alemán, es un campo inclinado de 19.000 m2 cubierto por una rejilla cuadriculada en la que están situadas 2.711 estelas o losas de concreto, con unas dimensiones de 2,38 m de largo y 0,95 m de ancho. 

El monumento se compone de más de 2700 bloques de concreto que tienen diferentes alturas.Varían en cuanto a su altura, ya que van desde los 0,2 m a los 4,8 m.

Se supone que el proyecto se hizo de esta manera para causar una atmósfera incómoda, ya que encontramos en la obra parte de simetría y parte de desorden. Según el diseñador del monumento, intentó transmitir un sistema supuestamente ordenado que ha perdido contacto con la razón humana.

El Muro de Berlín (en alemán: Berliner Mauer) fue un muro de seguridad que formó parte de la frontera interalemana desde el 13 de agosto de 1961 hasta el 9 de noviembre de 1989. Rodeaba y separaba la zona de la ciudad berlinesa encuadrada en el espacio económico de la República Federal de Alemania (RFA), Berlín Oeste, de la capital de la RDA entre esos años.​ 

East Side Gallery es una galería de arte al aire libre situada sobre una sección de 1.316 metros en la cara este del muro de Berlín que fueron salvados del derribo con dicha finalidad.

¡La galería consta de 103 murales pintados por artistas de todo el mundo rindiendo homenaje a la libertad y documentando la euforia y esperanza por un mundo mejor que se produjeron con el fin de la guerra fría.

 

La Alexanderplatz es una gran plaza ubicada en el centro de Berlín, cerca del río Spree y el Palacio Real de Berlín, entre otros edificios históricos. Originalmente se llamaba Ochsenmarkt o mercado del buey, y es uno de los centros neurálgicos de la ciudad, como Potsdamer Platz.

La plaza, llamada simplemente Alex por los berlineses, oficia también de centro de trasbordo de pasajeros y tiene un gran ícono; el reloj mundial.

El reloj fue construido en 1969 como parte de la reurbanización de la plaza en la época socialista de la antigua República Democrática Alemana. Con un peso de 16 toneladas y 10 metros de altura, cuenta con un cilindro giratorio con las 24 zonas horarias del mundo y con los nombres de las principales ciudades de cada franja horaria. El mecanismo permite ver la hora actual en cada zona del planeta. 

El reloj está coronado por un modelo simplificado del sistema solar, que gira una vez por minuto. El suelo debajo de la estructura de acero fue diseñado con un mosaico de una Rosa de los Vientos.

Día 12

Comenzaremos este día 12 conociendo la historia del Checkpoint Charlie. La denominación «Charlie» tiene un significado mucho más sencillo de lo que podría parecer ya que procede de la tercera letra (C) del alfabeto fonético de la OTAN.

Después de la construcción del Muro de Berlín, quedaron pocas fronteras a través de las cuáles los ciudadanos pudieran moverse entre las dos alemanias. El alcalde de Berlín Occidental consiguió que sus ciudadanos pudieran visitar la parte oriental con algunas restricciones y Checkpoint Charlie era el lugar de acceso.

Además de las personas que cruzaron la frontera con permiso, hubo muchos ciudadanos que huyeron de Berlín Este engañando a los militares que controlaban Checkpoint Charlie.  En Checkpoint Charlie se encuentra instalada una réplica del cartel que años atrás advertía a los ciudadanos: “Está abandonando el sector americano”.

En este día 12 visitaremos el Museo Bode; un museo de arte —escultura, arte egipcio y bizantino y numismática— de Alemania que pertenece al grupo museístico de la Isla de los Museos de Berlín.

El edificio que alberga el museo, terminado en 1904, fue diseñado por el arquitecto Ernst von Ihne y su estilo corresponde al neobarroco de fines del siglo XIX e inicios del siglo XX.

El Museo Bode se especializa también en esculturas de arte egipcio, y dispone de una de las colecciones numismáticas más grandes del mundo repartida. A esas obras hay que sumar colecciones menores de la Edad Media, de arte gótico italiano y del primer renacimiento.

El Busto de Flora es una de las principales obras de este museo. Un escultura a la que se otorgó la autoría de Leonardo da Vinci y que Wilhelm von Bode recuperó para el museo, comprándola a una galería de Londres por unas míseras libras esterlinas. 

Conoceremos también el museo «Topografía del terror» situado al lado de Gropius Bau y cerca de Potsdamer Platz. Aquí se encontraban las centrales del terror nacionalsocialista entre 1930 y 1945; la policía secreta del estado (con cárcel propia), la dirección de las SS, el servicio de seguridad de las SS (SD) y la oficina central de la seguridad del imperio. Desde este lugar se articulaba la persecución y exterminio de los opositores políticos del nacionalsocialismo en el interior y en el extranjero, y se organizaba el genocidio de los judíos europeos, gitanos y romanos.

La exposición del centro de documentación abierto en 2010 narra la historia del lugar, la cercanía próxima de las instituciones del terror establecidas en la zona de gobierno del NS y de los crímenes perpetrados en toda Europa.

Día 13

Nuestro penúltimo día lo utilizaremos para hacer una excursión imperdible en Alemania. Y aunque para mucha gente no sea una visita agradable,  el interés histórico del Campo de Concentración de Sachsenhausen toca las fibras de cualquier ser humano y promueve una reflexión como sociedad hacia una cultura de paz.

El campo de Sachsenhausen funcionó primero como prisión para presos políticos durante todo el nazismo y la Segunda Guerra Mundial, como modelo para otros campos de concentración y, finalmente, como campo de exterminio. 

Hasta el final de la Segunda Guerra Mundial en 1945, más de 200.000 personas fueron recluidas en Sachsenhausen: cuando los soldados soviéticos entraron en el campo en abril de ese mismo año, apenas habían sobrevivido 3.000 personas, que resistieron las extremas condiciones de vida del campo, sometidos a un frío intenso, a la desnutrición, a las epidemias y a los interminables recuentos de prisioneros realizados al raso y durante horas.

Tras una breve introducción conoceremos el patio de formación, los barracones, la cocina, las celdas de castigo, la sala de autopsias e incluso los crematorios

Día 14

El Puente de Oberbaum (en alemán: Oberbaumbrücke) es un puente de cubierta doble que cruza el río Esprea (Spree) en Berlín, considerado uno de los hitos de la ciudad.​ Enlaza los distritos de Friedrichshain y Kreuzberg, que estuvieron separados por el Muro de Berlín, y se convirtió en un símbolo importante de la reunificación alemana.

Potsdamer Platz es una importante plaza pública e intersección del tráfico del centro de Berlín y se cuenta como uno de los lugares más destacados de esta ciudad. En esta plaza se desarrolló desde el siglo XIX una zona de densa actividad comercial y cultural. Fue en este lugar donde se instaló el primer semáforo de Europa.

La catedral de Berlín (en alemán, Berliner Dom) es una catedral de la Iglesia Evangélica Alemana. 

El edificio fue erigido entre 1895 y 1905. El lugar donde se encuentra este edificio lo ocupaba anteriormente una catedral barroca construida por Johann Boumann, culminada en 1747 y posteriormente remodelada en 1822 por el arquitecto berlinés Karl Friedrich Schinkel en estilo neoclásico.

Esta catedral fue demolida en 1894 por orden del emperador Guillermo II y reemplazada por la actual, diseñada por Julius Raschdorff en estilo neobarroco de fines de siglos XIX e inicios de siglo XX. Durante la Segunda Guerra Mundial, el templo quedó seriamente dañado por los bombardeos. Hasta 1975, fecha en la que comenzaron los trabajos de reconstrucción, se había colocado un techo provisional para proteger el interior. Estos trabajos concluyeron en 1993 para poder ser visitada nuevamente por los fieles y turistas.

El edificio de la Nueva Guardia o “Neue Wache memorial” en su idioma original, se encuentra ubicado en la mítica calle Unter den Linden en la antigua plaza de la Ópera (Bebelplatz). 

Es sin duda una visita obligada. No tanto por su majestuosidad como por los sentimientos que es capaz de despertar en el visitante.

Terminado de construir a principios del siglo XVIII, lo que hoy se conoce como Nueva Guardia ha tenido múltiples usos a los largo de sus dos siglos de existencia. Fue en un principio utilizado como cuartel para las tropas del príncipe de Prusia. El Gobierno Comunista de la RDA no desaprovechó la ocasión de usarlo de propaganda, como monumento dedicado a las víctimas del fascismo durante la Guerra Fría. Su utilización pasó a ser más incluyente con la nueva denominación del monumento: “A las víctimas de la guerra y la dictadura”.

Lo más reseñable de este edificio es la estatua de bronce que encontraremos en la sala del óculo. La Pietá de Kollowitz. ​Hablamos de la figura de una mujer sentada que aprieta en sus brazos la lánguida silueta de su hijo muerto.

Esta ya de por sí triste estatua aumenta su patetismo al encontrarse sola, en el centro de una enorme sala fría y gris. En el techo el arquitecto Tessenow mandó abrir una ventana círcular sin cristal. Ello hace que la mujer y su hijo estén expuestos permanentemente a las inclemencias del tiempo.

Día 15

Salida desde el aeropuerto de

Llegada al aeropuerto de

Para participar en nuestra ruta de aprendizaje Europa 2020, el/la alumno(a) deberá cumplir con lo siguiente:

  • Entrevista de autorización con coordinación o dirección de programas internacionales.
  • Tener todas las materias acreditadas del semestre o año escolar previo y actual.
  • Pasaporte vigente (entregar copia a más tardar el 18 de Diciembre de 2019)
  • En caso de ser alumno(a) externo(a) a AngloMexicano deberá acreditar entrevista y carta de recomendación de alguna familia perteneciente a AngloMexicano.

Europa 2020

PAGO EN EFECTIVO DIVIDIDO EN 6 MESES
4450 O HASTA EN 6 PAGOS DE 742 EUROS
  • Vuelos redondos desde la CDMX-Destino
  • 14 Noches de Hotel en las 7 ciudades
  • Entradas a todos los sitios de la ruta
  • Trenes y transporte entre ciudades y países
  • Guía de ruta y acompañamiento de personal AngloMexicano durante todo el viaje
A 6 MESES

Europa 2020

PAGO CON TARJETA DIVIDIDO EN 12 MESES
4895 O HASTA EN 12 PAGOS DE 408 EUROS
  • Vuelos redondos desde la CDMX-Destino
  • 14 Noches de Hotel en las 7 ciudades
  • Entradas a todos los sitios de la ruta
  • Trenes y transporte entre ciudades y países
  • Guía de ruta y acompañamiento de personal AngloMexicano durante todo el viaje
A 12 MESES

Contacto de Programas Internacionales